"TU SALUD ES LO QUE CUENTA"

Salud y bienestar en plena naturaleza

Imagen logo rutas
Imagen logo mas información
Imagen logo recursos turísticos

Parque Nacional de Cabañeros

Visitas a todo el entorno y recursos turísticos del PARQUE NACIONAL DE CABAÑEROS (rutas en 4x4 dentro del parque, rutas de senderismo, centro de interpretación, areas recreativas, etc.).Fotografía Parque Nacional de Cabañeros
Cabañeros es mucho más que un parque nacional: es un lugar único en el mundo. Porque aquí sobrevive intacto el gran bosque mediterráneo de Europa, donde el visitante aún puede verse rodeado de la fauna ibérica más amenazada, y ver fósiles de más de 500 millones de años de antigüedad. Su excepcional conservación permite al visitante disfrutar de la gran reserva natural ibérica.
En su paisaje de "rañas" -llanuras- y bosque abierto viven grandes mamíferos como la cabra montés, el águila imperial ibérica y el buitre negro, además de el ciervo ibérico. Sus más de mil especies vegetales, sus fósiles del Ordovídico, y las cabañas de carboneros que dan nombre al parque son sólo una pequeña parte de su atractivo.

Yacimiento arqueológico de Malamoneda (Hontanar)

Es un lugar en el que la historia ha dejado huella de cada momento que la compone, y que se presenta al visitante como un viaje que lleva del Paleolítico hasta los cristianos medievales.Fotografía del Yacimiento de Malamondeda
La estructura fundamental del yacimiento nos muestra un asentamiento, necrópolis y diferentes elementos militares de otras tantas etapas históricas: hispanorromana, visigoda, musulmana y medieval. Se han descubierto rastros de tecnología lítica: herramientas realizadas con piedras, en este caso con cuarcitas obtenidas de los arroyos cercanos, el río Cedena y el arroyo de Malamoneda. Además se puede visitar elementos funerarios de estilo romano, con diferentes inscripciones realizadas en piedra granítica. Habitat, necrópolis y estructuras defensivas que van completando una narración en el espacio del tiempo y sus habitantes.El yacimiento se puede visitar libremente.

Yacimiento arqueológico San Pedro de Mata (Sonseca)

"Wamba me fecit" esta inscripción es la única referencia de la construcción de la ermita de San Pedro de la Mata, Wamba reinó entre los años 672 y 681, así nos remontamos al siglo VII a nuestro paso por este excelente ejemplo de arquitectura visigoda.Fotografía iglesia de San Pedro de la Mata
Está edificada sobre una gran piedra a modo de laja que permite que no tenga cimientos, por lo que parece levitar. Sus restos nos dejan observar parte de su estructura y peculiaridades. El ábside y anteábside forman un bloque rectangular separados por un arco. Los muros laterales tienen huecos que llevan una especie de sotabanco corrido, el crucero se encuentra limitado por cuatro arcos de los que se conserva uno y algunos de los muros son de un ancho muy inferior a lo usual. Se ha comparado con otras construcciones visigodas similares, de Santa María de Melque, en Toledo y de Santa Comba de Bande, en Orense, aunque no se sabe con certeza cual de ellas es la más antigua. Pero las lagunas sobre su origen no eximen al visitante de observar esta joya visigoda que aún conserva buena parte de sus dependencias para deleite de la mirada sensible al arte y la historia.
Las ruinas están abiertas al público por lo que se puede acceder libremente.

Yacimiento de Melque (San Martín de Montalban)

En ningún lugar de la península como en Santa María de Melque podemos viajar a la alta edad media. Su arquitectura no sólo nos muestra el último ejemplo del mundo romano, sino que tiene elementos de edificios orientales de Siria y Jordania. Pasear por su planta, capillas, y salas, atravesar sus arcos de herradura, y contemplar los restos de la decoración y el sarcófago del fundador constituye un verdadero viaje en el tiempo.
Pero la visita a este enclave no termina ahí. Porque la iglesia formó parte de un gran monasterio, erigido a finales del s. VII, poco antes de la conquista islámica. Sobrevivió a la misma, primero como comunidad religiosa mozárabe. Más tarde, como aldea musulmana, que usó el templo como fortaleza, añadiéndole una torre cuyos restos aún son visibles. Cuando el rey Alfonso VI conquistó Toledo, la iglesia recuperó su función litúrgica, sin perder la militar, quedando como testigos los restos de murallas, y un poblado que sólo llegó a desaparecer con la desamortización, a finales del s. XIX.
Fotografía de la Iglesia de Santa María de Melque Fue a principios del s. XX cuando los estudiosos del patrimonio descubrieron y comprendieron el valor de esta joya. Las obras de restauración llevadas a cabo desde entonces, nos permiten hoy ver, como viajeros del tiempo, una auténtica iglesia visigoda.

HORARIO DE VISITAS:

INVIERNO: De miércoles a domingo, de 10,00 h. a 19,00 h., ininterrumpidamente.
VERANO: De miércoles a domingo, de 11,00 h. a 20,00 h. ininterrumpidamente.

Castillo de dos hermanas (Navahermosa)

Fotografía del Castillo de dos hermanasCastillo templario elevado sobre una de las dos rocas que dan nombre al antiguo pueblo crecidos a su amparo, el de las peñas hermanas. En sus ruinas divisaremos una magnífica panorámica de los Montes de Toledo, y su mar de olivos.
Su planta irregular se adapta al risco en que se asienta. Su único acceso, a través de su puerta de arco apuntado, nos permite contemplar una reducida plaza de armas, protegida por una barrera o antemuro. Conserva tres fachadas, y los huecos donde se insertaban las maderas que sostenían el adarve.
Se considera su origen como baluarte árabe, cedido por el rey Alfonso VIII al caballero Alfonso Téllez, que a su vez lo vendió al arzobispo de Toledo Rodrigo Ximénez de Rada, y éste a la ciudad. Alejado el peligro de la frontera, y como era habitual en las poblaciones erigidas en altos en torno a fortalezas, sus habitantes se trasladaron a las tierras bajas de Navahermosa.
De acceso libre, puede llegarse casi hasta el mismo en coche, por una pista, y después un pequeño paseo.
Dice la leyenda que la noche de San Juan puede verse a las dos hermanas moras encantadas, que habitan el castillo, y que bajan entonces a lavarse al arroyo Merlín.

Castillo de San Martín de Moltalban

Construido por los templarios, presenta tal fortaleza que no se tienen evidencias de que nunca fuera atacado. Su visita es una oportunidad para conocer un castillo defensivo, en su significado más literal.
Alzado sobre un lugar cortado a pico por el tajo del río Torcón, sólo presenta defensas en su lado sur, el único atacable: foso, torreón semicircular almenado y con saeteras, barbacana exterior, y aspilleras. Las torres albarranas, de planta pentagonal, típicas de la construcción templaria, presentan arcos apuntados e inscripciones lapidarias y marcas de cantero en sus sillares. En el interior encontraremos restos de la fortaleza musulmana original, mucho más pequeña, así como dos cisternas subterráneas. En su historia se le suponen orígenes almorávides, y tras su reconquista, Alfonso VI lo donó a los templarios.
Sólo puede visitarse los sábados, de 8:30 a 15 horas. Cerrado desde el 1 de Febrero al 30 de Mayo.
La leyenda cuenta que el castillo se unía, mediante un túnel subterráneo, con la cercana ermita visigoda de Santa María de Melque.

Castillo de Guadamur

Esta fortaleza es un magnífico ejemplo, bien conservado, de los castillos residenciales del siglo XV propios de la provincia de Toledo. Habitado en la actualidad, podemos recorrer su exterior, apreciando el estético resultado de las influencias del arte italiano en su arquitectura.
Fotografía del Castillo de Guadamur Dos recintos amurallados y un foso, con matacán sobre la puerta, dos cubillos, y desaparecido puente levadizo, protegen las dependencias interiores. Adosados a los ángulos y paños de la muralla aparecen baluartes y defensas cilíndricas, con mayor altura las interiores que las exteriores. Las defensas están concebidas para la artillería, aunque aún podemos observar aspilleras medievales. Las labores de perlas y pirámides que lo adorna, y los escudos del fundador, hablan del gusto estético desarrollado en el siglo XV, de influencia italiana. El interior alberga una interesante colección de armaduras, tapices, cuadros y muebles de época.
Su constructor fue Don Pedro López de Ayala, conde de Fuensalida, erigiéndole sobre una fortaleza musulmana. Fue usado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, e incendiado. Rehabilitado, fue vuelto a incendiar durante las guerras carlistas.
De propiedad privada, actualmente en estado de restauración interior. Se puede visitar el exterior, el puente levadizo y el camino de ronda; los lunes, martes y miércoles en horario de mañana (9:00-14:00 h). Información y citas: 925.29.15.60 - 925.29.13.01 y en el email turismoguadamur@gmail.com.
Ilustres personajes lo han habitado temporalmente: el matrimonio de Felipe el Hermoso y Juana la Loca, el cardenal Cisneros, el emperador Carlos V, y, como prisionera, la princesa de Éboli, encerrada aquí por orden de Felipe II.

Museo de costumbres y artes populares de los Montes de Toledo (Guadamur)

Reconstrucción de una cocina antigua con todos sus útiles.
Etnología, arqueología y artesanía de la comarca. Museo sito en lo que fue la ermita de San Antón, del siglo XVI, de una sola nave y con artesonado de madera con cerchas en la puerta.
Solicitar cita previa en el teléfono 925 291 537.
Los Montes de Toledo separan el Tajo del Guadiana. De Este a Oeste alcanzan los 350 km, siendo su anchura máxima de Sonseca a Puertollano de unos 100 km. El pico más elevado en Castilla-La Mancha es Rocigalgo (1.477 metros). Flora de bosque mediterráneo y fauna diversa: lince ibérico, topillos, ciervos, corzos, cernícalos, buitres leonados, águilas imperiales...

Ermita de la Natividad (Guadamur)

Fotografía de la Ermita de GuadamurEn los lindes con Toledo capital encontramos el bello municipio de Guadamur, atravesado por el arroyo de la Dehesa Nueva. El viajero que lo visite se encontrará con un pueblo de gran renombre ya que en él se han encontrado los restos de orfebrería visigoda más importantes de Europa, el llamado Tesoro de Guarrazar. Éste, junto con la Ermita de la Natividad, elevan a este municipio a la fama.
Esta Ermita construida entre los siglos XIV y XV guarda como oro en paño un icono original del siglo XV, que representa a Santa Ana con la Virgen en brazos. Y en el altar se conservan relieves y columnas visigodas. Del ábside cuelgan coronas visigodas, parte del famoso tesoro de Guarrazar, que también guarda otras de sus piezas en la iglesia de Santa María Magdalena.
Consulta en el Ayuntamiento o en la Oficina de Turismo.

Museo de arte visigodo de Arisgotas (Orgaz)

Representación multimedia del Monasterio de los Hitos, en Arisgotas, y de la iglesia de San Pedro de la Mata, sita en Casalgordo, cerca de Sonseca, dos de los principales yacimientos en España de aquella etapa histórica.
Lunes a viernes: 16 a 20 h. Sábados y domingos: de 10 a 14 h. Entrada libre.
Arisgotas es una pedanía del municipio de Orgaz. Su topónimo puede significar según los últimos estudios filológicos "robledal de los godos". La aldea ronda los 70 habitantes.

Museo de la caza y naturaleza (Los Yebenes)

Una atractiva muestra sobre cómo la caza ha formado parte de la actividad humana desde sus comienzos paleolíticos. Ligada especialmente en este lugar a los Montes de Toledo, reserva natural de numerosas especies ibéricas.
El museo está dividido en tres partes. En la primera, dedicado a modalidades de caza, conoceremos culturas cazadoras y sus armas. En la segunda los métodos de taxidermia antiguos y modernos, junto a numerosos ejemplares. Y finalmente, el área Expediciones recoge una gran colección de aves europeas y especies cinegéticas de todo el mundo.
Horario: Abierto de jueves a domingo, mañanas de 11 a 14 h. y tardes de 18 a 20 h.
Tarifa: Entrada general 5€. Entrada reducida (jubilados, desempleados y niños de 5 a 15 años) 3€. Entrada gratuita para menores de 5 años.
Dirección: Calle Real Arriba, 44. Tfno. 925 34 81 68.
Merece la pena completar la visita al museo con un paseo por el cercano Parque de la Naturaleza, donde las estatuas de animales se integran con la decoración paisajística.

Museo de las Ciencias naturales (Los Yebenes)

Las valiosas colecciones del museo, procedentes del Museo Nacional de Ciencias Naturales, se exponen de forma divulgativa, con los seres vivos que nos acompañan en el planeta, y nuestro lugar en el árbol de la vida. También con un interesante acercamiento al cambio climático, y a las amenazas para la conservación de la biodiversidad.
La exposición ha sido pensada para niños y público en general no científico. El árbol de la vida nos muestra el éxito de los invertebrados, el mar como origen de la vida y de las especies terrestres, las aves como evolución de los dinosaurios, y la extensión de los mamíferos. Una de las joyas expuestas es un esqueleto de un rorcual azul, que durante mucho tiempo estuvo archivado como "huesos de ballena".
Horario: Miércoles y viernes de 16.30 a 19.30 h. Sábados de 11.30 a 14.00 h. y de 17.00 a 20.00 h. Domingos de 11.30 a 14.00 h. Visitas para grupos previa cita todos los días de la semana, concertar en la Oficina de Turismo, 925 322 512.
Entrada general, 3€. Con visita guiada, 4€. Grupos de más de 15 personas, 2€. Precio reducido para quienes visiten el mismo día otros museos de la localidad.
Talleres para todos los públicos: el museo cuenta con una gran oferta de talleres y actividades. "Me cambio de piel" explica el pelo y piel de los animales según el medio en el que viven. "Metiendo la pata", dirigido a niños, les ayuda a identificar, mediante la vista y el tacto, patas, pezuñas y garras de animales. "Naturalmente cuento" es una visita guiada en forma de cuento.
Muchas de las piezas expuestas han permanecido ocultas al público en los sótanos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. El rorcual azul que se expone es parte de los huesos de ocho ejemplares diferentes de cetáceos, ahora identificados y reconstruidos.

Molino de viento (Las ventas con Peña Aguilera)

Ventas con Peña Aguilera nos sugiere el descanso y el silencio, la naturaleza se enseñorea en su entorno de contrastes y rincones. Los cercanos Montes de Toledo proponen apacibles excursiones y la buena mesa de la población ofrecerá reponer fuerzas saciando el apetito de tradición y productos del entorno.
Fotografía del Molino de Viento de Ventas con Peña Aguilera. Foto de www.turismocastillalamancha.es En el exterior se encuentra la ermita de Nuestra Señora del Águila donde según cuenta la tradición se apareció la Virgen. Es un edificio del siglo XVI con una nave cubierta por artesonado atirantado y artesa. Junto a la ermita, en el mismo cerro, hay un antiguo molino de viento de planta circular y fabrica de mampostería a cal y canto.
El molino del Cerro del Águila, se hacía más que necesario ya que desde la Edad Media la única forma de moler era en los molinos de agua del Torcón que estaba lejos y no funcionaban en años de sequía. Parece que un médico de la localidad promovió la construcción del de agua en 1870 y lo bautizaron como Lirio. En 1917, la fábrica de harinas hizo inútil su producción y se abandonó, en la actualidad se encuentra restaurado.
Tels. Ayuntamiento 925 418 002. Acceso N-410.

Logo Facebook Logo Facebook